Inicio
Perfil
Profile
Libros
Investigación
Trabajos en Español
Trabajos en Ingles
Vínculos
Contacto
 
 

EL PLAN DE ESTUDIOS SEGÚN BORGES

Por: Dr. Enrique G. Herrscher


Ante todo, debo pedir disculpas a la memoria de nuestro gran escritor y pensador: Borges no tiene nada que ver con este artículo. Pero sus ideas sí: concretamente, su concepción del Aleph, donde convergen todos los puntos en un solo punto, todas las cosas en una sola “cosa”.

Es lo que me viene en mente cada vez que quiero explicar a mis colegas y alumnos – que habrán leído mis libros - que el Plan de Estudios de una carrera como la Maestría es, en el mejor de los casos, una obra de ficción, pues separa asignaturas que, en rigor, son inseparables. Pero que, por otra parte, constituye una ficción indispensable: por más interrelacionados que estén los conceptos que intentaremos enseñar, es imposible desarrollarlos todos a la vez: hay que dividirlos en asignaturas, materias o seminarios, pues solamente así puede organizarse el estudio.

Percibir entre la esencial unidad del conocimiento y su necesaria división en la práctica, permite a docentes y alumnos comprender dos cosas: (a) que el mundo está lleno de contradicciones , que son mayormente las que generan la complejidad (en la teoría y en la práctica) de las ciencias sociales; y (b) que las instituciones (en este caso las universidades) tienen una limitada capacidad de absorber tal complejidad.

Por eso somos nosotros, docentes y alumnos, los que debemos construir los “puentes mentales” entre conceptos y entre asignaturas, a fin de ver un mismo fenómeno desde distintas perspectivas, así como de abordar un problema desde múltiples áreas de conocimiento – tal como ocurre en la realidad fuera del aula.

¿Cual es entonces la ficción: la de Borges, imaginando poéticamente la unidad y la convergencia de todas las cosas, o la de las autoridades universitarias, que separan lo inseparable, como única manera de organizar la gestión? Posiblemente ambas sean ficción, y para ambas debemos tener abierta nuestra mente para actuar.

¡Gracias, Maestro, por ayudarnos a comprender esta contradicción, tan en línea con la complejidad del mundo actual!


Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec